Mexicano colabora en estudio de galaxia "monstruosa" situada a 12 mil millones de años luz



Gracias a l , el Gran Telescopio Milimétrico, Alfonso Serrano, en México, descubrió que contenía grandes cantidades de monóxido de carbono y reveló brotes de formación estelar ocultos en ella


Un grupo de astrónomos elaboró el atlas anatómico más detallado a la fecha de una galaxia monstruosa, ubicada a 12 mil 400 millones de años luz. Mediante el uso del telescopio ALMA, ubicado en Chile, los científicos observaron que las nubes moleculares de esta galaxia son inestables, y, por lo tanto, producen estrellas a un ritmo desenfrenado. Se piensa que este tipo de galaxias son las antecesoras de las elípticas, así, el hallazgo ayuda a entender la formación y evolución de estas agrupaciones de estrellas, nebulosas, polvo y gas. Las galaxias monstruosas, o con brotes de formación estelar, producen estrellas 1.000 veces más rápido que la Vía Láctea. Para dar respuesta a este fenómeno, el autor principal del artículo, Ken-ichi Tadaki, estudió la galaxia COSMOS-AzTEC-1, descubierta por el telescopio James Clerk Maxwell, en Hawái. Después, el Gran Telescopio Milimétrico (LMT, por sus siglas en inglés) Alfonso Serrano, en México, descubrió que contenía grandes cantidades de monóxido de carbono y reveló brotes de formación estelar ocultos en ella. Las observaciones del LMT también permitieron calcular la distancia de la galaxia, que se encuentra a 12.400 millones de años luz. Si bien, los astrónomos notaron que la galaxia tenía ingredientes para formar estrellas en grandes cantidades, no lograban saber las características del gas cósmico que contenía. Por lo anterior, el equipo usó la alta sensibilidad y capacidad de resolución de ALMA para desarrollar un mapa detallado de la distribución y movimiento del gas molecular en la galaxia.